(+569) 8293 2200 | (+569) 9818 2334 (whatsapp) ventas@nutralfood.cl

Los requerimientos energéticos diarios de las personas están relacionados con su edad, sexo y actividad, por lo tanto es obvio que si el trabajo demanda un gasto de energía importante su alimentación será primordial para terminar su jornada de trabajo con productividad. Incluso, existen personas que cuando les falta una alimentación adecuada su característica de personalidad cambia haciéndolas más irritables.

La alimentación de las personas influye directamente en el rendimiento físico e intelectual. Una persona mal alimentada encontrará dificultades para mejorar su calidad de vida, puesto que la capacidad de trabajo, directamente proporcional a la alimentación, irá descendiendo cuando esta es deficiente y, en lo que a trabajo físico se refiere, puede llegar a disminuir hasta un 30% respecto al desarrollo normal.

También es importante destacar que el stress laboral puede alterar el apetito y el hambre y, como consecuencia, la correcta alimentación y nutrición; lo que equivale a decir que el stress influye sobre nuestra alimentación o forma de alimentarnos. Modelos erróneos de vida y de alimentación conducen a formas diversas de enfermedad.

Cuando nuestras células soportan algunos estados carenciales de alimentos y no reciben los elementos nutritivos indispensables, se produce en el organismo una carga de stress muy importante que, por lo general, no notamos o percibimos.

Este desorden alimentario en el trabajo nos lleva a los modos más sutiles de dañarnos, y que se encuentran muy difundidos socialmente, como es el consumo excesivo de calorías procedentes de los hidratos de carbono refinados, de las bebidas alcohólicas y de las grasas inconvenientes.

Reglas básicas para una alimentación sana a recomendar serían: comer gran variedad de alimentos, pero no gran cantidad; comer despacio y masticar bien; evitar ingesta excesiva de grasa de origen animal; usar en las comidas aceite de oliva cuando sea posible, pero con moderación; comer alimentos que contengan fibra; limitar el consumo de azúcares; beber dos litros de agua al día; comer frutas, importante para el suministro de vitaminas; evitar las comidas rápidas; llevar una dieta controlada en cantidad y calidad nutritiva de alimentos.

1
Hola ! Pincha enviar para conectar...
Powered by